La sujeción: un acto de fe

  Es cierto que el matrimonio requiere trabajo de ambas partes, por supuesto, en eso nadie levanta quejas. Sin embargo, como en este espacio no escribimos para los hombres sino para las mujeres, nos toca hablar únicamente de la parte que nos corresponde a nosotras como esposas. La biblia es clara, nuestra parte como esposas …