El Reto de la Lectura de la Biblia

Los latinos somos conocidos en el mundo entero por nuestra hospitalidad. Nos encanta la comida y disfrutarla con los amigos y la familia. Y así,  en ese mismo espíritu, te queremos invitar a que pases a la mesa. De verdad, no te vayas, quédate a comer.

El Señor Jesús nos dijo, citando Deuteronomio, que no sólo de pan viviríamos, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios (Mt.4:4). Y esto es una realidad. Tristemente hoy en día, más y más evangélicos comen migajas, se alimentan del versículo de día, de los versículos que aparecen en los medios sociales y cuando llegan las pruebas y no pueden sostenerse firmes, se dan cuenta de que están anímicos espiritualmente. Pero esto no debería de ser así. Dios es un Padre generoso que nos da a comer de su misma mano. Nos da comida que no nos deja vacías, que nos fortalece, nos confronta, nos anima, nos da esperanza, nos da vida, y vida de verdad.

La mesa está puesta, toma tu lugar y abre tu Biblia y léela toda. Toda la Biblia “es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” entonces, no te vayas, quédate a comer.

Hay varias cosas que hacen a este plan diferente a los demás:

Por ejemplo, queremos de verdad ayudarte a tener el hábito de la lectura de la Biblia (de toda la Biblia!) y sabemos que la mayoría de las personas empiezan un plan, y cuando fallan en leer uno, dos, o diez días simplemente lo dejan por completo. Pero esto es una tristeza. La verdad la única manera de cultivar el hábito es seguir leyendo. Así que, en este plan te animamos muchísimo a que si por algo dejas de leer algunos días (o semanas!) te unas otra vez en el día en el que vamos -no trates de ponerte al corriente cuando has faltado varios días, recuerda, queremos cultivar el hábito de lectura de la Biblia leyéndola, no poniéndola a un lado.

Otra ventaja es que por la manera en que los libros de la Biblia están acomodados en nuestro plan puedes invitar a más personas a unirse al plan de lectura en cualquier momento. La mesa está puesta siempre, lo único que necesitamos es mucha hambre, Dios nos va a alimentar.

El plan está pensado cuidadosamente para que sea más fácil encontrar conexiones entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. Creemos firmemente que el Nuevo Testamento es el comentario inspirado del Antiguo Testamento, así que leerlos de la mano es de gran ayuda.

¿Qué dices? No te vayas. ¡Quédate a comer!

Encuentra el plan de lectura en niestro sitio web: VamosalaPalabra.com y HOY empieza a leer lo de HOY.  Siempre tenemos un plan vigente.

También tenemos una cuenta de Instagram y un grupo (solamente para mujeres) en Facebook

Bajo su sol y por su gracia,

Becky Pliego

Encuéntrame Instagram para encontrar más contenido para ayudarte a perseverar en la Palabra. Y no olvides suscribirte al podcast Mujeres de la Palabra en YouTubeiTunes o Spotify.