Obediencia Fiel por Gaby Escudero

Continuamos con nuestra serie de Obediencia Fiel en la que vamos a compartir historias de mujeres que, cómo tú y yo  hemos sido llamadas a través de diferentes circunstancias a confiar y a obedecer a Dios. En el aquí y en ahora Dios nos llama a obedecer y en la obediencia a Dios siempre hay bendición.

Hoy nuestra amiga Gaby comparte con nosotros algo de su experiencia, y confiamos que será de bendición para ustedes.

Screen Shot 2019-04-02 at 6.55.34 PM

Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Romanos 5:8 Biblia de las Américas

¡Qué prueba más grande de la Fidelidad de Dios que dar a su hijo por nosotros!

A lo largo de mi caminar he tenido diferentes pruebas: huérfana de padre desde los 10 años, evidentemente mi madre debe ausentarse gran parte del día para sustentar el hogar, un hermano se pierde enredado en la farmacodependencia. Nos aconsejan que salga de casa para evitar contaminarme y comienzo a vivir sola con 16 años pero justo ahí Dios me lleva a Su Iglesia. Imposible contar esto sin mirar la FIDELIDAD de DIOS detrás, Él sustentándome y guardándome a cada momento.

Más adelante, por supuesto, pruebas en el matrimonio, cáncer de Tiroides que tienen que extirpar, un tratamiento con yodo radioactivo y además debo aprender a vivir sin esta refacción (que no es fácil pues tiene que ver con todo lo hormonal) y recientemente una enfermedad que llevo tiempo en ser diagnosticada, y mientras tanto, tuvo a uno de mis hijos “literal” al filo de la muerte, al menos, en 3 ocasiones y hoy nos enseña a caminar con paciencia, aferrados a esa CRUZ, a Su Palabra y mirando al CIELO llenos de esperanza.

Cuando estamos en pruebas es difícil sentir esperanza o mirar luz a través de la oscuridad pero nuestro Redentor nos consuela y nos permite ver rayitos de Su luz y sentir Su gracia y Su Misericordia a través de algunas rendijas. Cuando pasamos por pruebas nos preguntamos ¿cómo puedo tener esperanza? ¿cómo veo Su Fidelidad? Pues es a través de Su Palabra que nos sostiene, a través de arrodillarnos y clamar, a través de ser obedientes, a través del amor de hermanos que interceden por nosotros y nos traen consuelo y nos alientan a no olvidar Sus promesas. Dios ES FIEL y cumple sus promesas:

El cual nos consuela en TODAS nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. 2 Corintios 1: 4 (RVR1960)

Dios me permite ver a través de las circunstancias adversas que aún cuando he estudiado acerca de Su Soberanía y he marcado con colores versículos que me hablan acerca de Su Carácter, de Sus Atributos, siempre llega el momento de ser puestos a prueba y poner en práctica nuestra fe y nuestra obediencia. Dios ha trabajado duro conmigo y mi egocéntrico sentido de “autosuficiencia” y me enseña a mirar realmente cuan Fiel y Soberano es y a vivir Su carácter y a saber, sin duda alguna, que pendo ABSOLUTAMENTE de ÉL.

Y sabemos que todas las cosas ayudan a bien, a los que aman a Dios, a los que conforme a su propósito son llamados. Romanos 8:28  (RVR1960)

No perdamos nunca el sentido ¡CORRAMOS a Su Palabra! miremos ahí cuántas veces nuestro Padre Celestial ha mostrado Su Fidelidad a los suyos. Tenemos un DIOS que nos es suficiente y Todopoderoso y recordemos siempre ¡llenos de gozo! que en medio de la tempestad ÉL ES REY (Lucas 8:23)

Gaby Ortega de Escudero