Pecados Respetables. Capítulo Diez

Ingratitud.

La ingratitud…un pecado que carcome y nos lleva a más; nos lleva a la amargura, al enojo, a la falta de contentamiento, a la idolatría, a la envidia.

¡Cuánto deseo vivir una vida agradecida!

Nada merecemos…nada, nada.

Todo es gracia.

I Tesalonicenses 5:18 dice,

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”.

Efesios 5:20

“dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.”

I Timoteo 6: 6-10

“Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento;
  porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.
  Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.
  Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias;  necias y    dañosas,que hunden a los hombres en destrucción y perdición;
 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”.