El contentamiento Cristiano

Creer en la soberanía y bondad de Dios no se deber quedar en asentar una bíblica y sana doctrina. El creerlo transforma nuestra manera de ver las circunstancias y nos ayuda a aprender a vivir en contentamiento.

Podemos pedir al Señor ayuda, sanidad, provisión, pero en el “mientras”, en el proceso de la espera podemos confiadamente decir, “Señor gracias porque estoy justamente dónde quieres que esté, y sé que si quisieras que yo estuviera en otra situación tú ya me tendrías ahí porque nada puede trastornar ni obstruir tus planes.”

Esta actitud es la que debemos cultivar con diligencia. Esto es fe en acción. El evangelio de la prosperidad (de la “palabra de fe”, de “decretar”, de “declarar y confesar”) nos ha hecho creer por años que por ser hijos de Dios “merecemos” más y mejores situaciones y cosas. Pero la Biblia es clara, Dios es glorificado más cuando sus hijos lo glorifican en medio de cualquier circunstancia. Cuando todo es difícil y las pruebas son largas y ahí levantamos las manos y decimos “Gracias Padre. Nada deseo más en esta vida que tu presencia en mi vida” ahí nuestro carácter como hijas de Dios brilla más.

En mi cuenta de Instagram he estado publicando algunas cosas y videos sobre el contentamiento cristiano, pero varias personas me han pedido que los publique en un lugar en dónde sea más fácil de accederlos y compartirlos. Así que abrí un canal de YouTube, Mujeres de la Palabra Podcast con ese fin.

Aquí pueden ver los primeros 4 videos en la serie del contentamiento Cristiano.

Bajo Su sol y por Su gracia,

Becky Pliego




No dejes de suscribirte al Podcast Mujeres de la Palabra en iTunes, Spotify o si no tienes acceso a esos canales descarga los audios de todos nuestros episodios aquí.