Mi Alma está Turbada

 Ahora está turbada mi alma; ¿y qué diré? ¿Padre, sálvame de esta hora? Mas para esto he llegado a esta hora.
Padre, glorifica tu nombre. Entonces vino una voz del cielo: Lo he glorificado, y lo glorificaré otra vez.” Juan 12: 27- 28

Recuerdo como nos enseñaron los hombres  a orar enmedio de las circunstancias adversas, teníamos que ir en contra del diablo, debíamos de hacer guerra,  pelear y reclamar. Nunca puse atención, mis ojos estaban cerrados y mis oídos también. ¿Cómo nadie nos enseñó esto? ¿Por qué leía mi Biblia y no lo veía?

El alma de nuestro Señor Jesús  estaba turbada, estaba cerca de sus últimos días en la tierra, lo más difícil estaba por venir.

Y ahí nos enseña a como orar cuando nuestra alma está turbada.

¿Acaso debemos orar, Padre líbrame de esta hora?

Dios es soberano, Él sabe por cuales horas nos es necesario pasar.

¿Cuántas veces en medio de una hora en la que tu alma está turbada, has orado “Padre glorifica tu nombre en esta hora de mi vida?

¡Qué el Señor nos ayude a orar así!

Becky

One Reply to “Mi Alma está Turbada”

  1. Hermana Becky:

    Concuerdo totalmente con lo expresado… que hermosas palabras de nuestro Señor, nos enseñan y recuerdan lo mucho que nos falta por aprender cuando estamos en esas dificultades. !Bendito es el Señor!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.