Tejer

Lo que las manos caídas pueden crear son cosas increíbles. 
Las manos de hombres caídos han creado obras de arte bellísimas, han tejido piezas únicas.
Manos caídas que, a pesar de haber sido desterradas del paraiso, pueden crear. 
El Creador, en su gracia, no les quito todas las habilidades, 
dejó rasgos de Su perfeccion en ellas.
Manos caídas que crean y nos admiramos.
Más Tú, Hacedor mío, 
me has creado, 
me has tejido.
Has entrelazado los hilos de mi piel, de mi cuerpo,
y aún más…
Has tejido ya, desde antes de que yo fuera, el tapiz de mi vida.
Momentos, 
como hilos entretejidos por las manos perfectas del Creador,
Forman mi vida, 
una historia de tu gracia infinita, 
tu perdón constante.
Manos perfectas del Creador Soberano.
Me humillo y te alabo.
Tuya soy.