Salmo 95 y Éxodo 17

Ya retomamos nuestro estudio de los Salmos en familia, y me impactó ver la relación entre el Salmo 95 y Éxodo 17.

El Salmo 95 dice en los versículos 8 y 9:

“No endurezcáis vuestro corazón, como en Meriba,
    Como en el día de Masah en el desierto,

   
 Donde me tentaron vuestros padres,
    Me probaron, y vieron mis obras.”

 Estos versículos hacen referencia al suceso de Éxodo 17:1-7, en el que los israelitas se quejan por la falta de agua, Moisés busca al Señor, y Dios provee agua de la peña para su pueblo.

Pero este versículo es el que quiero reslatar:

“Y llamó el nombre de aquel lugar Masah y Meriba, por la rencilla de los hijos de Israel, y porque tentaron a Jehová, diciendo: ¿Está, pues, Jehová entre nosotros, o no?

   
 Mi oración hoy es que no tiente a Jehová teniendo un corazón incrédulo, un corazón que dude de su presencia en mi vida, en mi familia.

Aún el valle, en el desierto, Él es Dios y Él reina.