El Mamey

¿A quién no se le antojan? Bueno I. dice que a ella no porque “saben muy fuertes”

Pero, ahorita es la mera época…y encontré en la calle a un vendedor con su carreta, que los trae desde Veracruz, y le compré unos para mi Amado.

Investigué un poquito y resulta que son muy nutritivos, y sirven para mas cosas  que “fortalecer las pestañas”, tienen mucha vitamina A y carotenoides que nos ayudan a pelear en contra de los radicales libres que nos atacan en esta ciudad.

Así que si ven una carreta con mameyes, ya saben, ¡no la dejen ir!

 “Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer.”
Gen. 1: 29