Memorizando Santiago -Semana 17-

©Annie Pliego Photography

 Santiago 5: 13- 20

15 Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.

16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.

17 Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.

18 Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.

19 Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver,

20 sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados.

“Un verdadero compromiso con la oración es sin duda, un pre-requisito para soportar las aflicciones y las pruebas.” John MacArthur

“Una fe falsa, resulta no sólo en una teología errada, sino en un estilo de vida igualmente errado.” MacArthur

Gracias por haberme tenido paciencia durante esta serie (ya que no pude escribir de manera constante), es mi oración que haya podido animarlas de alguna u otra manera a adentrarse más en las Escrituras, a escudriñarlas, a memorizarlas, a orar de acuerdo a lo que está escrito.

Yo estoy a punto de terminar de memorizar este libro, y en diciembre mi hermana y yo nos vamos a ver y pensamos recitarnos, una a la otra, nuestros proyectos de memorización. Espero que tú también hayas terminado, o estés a punto de hacerlo. Si te quedaste a la mitad, no te preocupes, puedes volver a retomarlo en cualquier momento.

Si pudiste memorizarlo, o estás a punto de acabarlo, recuerda también que eso no te hace un mejor cristiano; no le des cabida al orgullo, recuerda que nada de lo que hagamos puede hacernos merecedoras del favor de Dios.

Por gracia vivimos y por gracia andamos.

Que el Señor nos ayude a perseverar…

Becky