Doce Ladrones del Tiempo

Richard Baxter, un puritano del siglo XVII, nos advirtió acerca de doce ladrones que vienen y hurtan cruelmente nuestro tiempo.

Ladrón 1. Uno de los pecados más grandes de todos los tiempos que nos hacen perder el tiempo es la pereza.

Ladrón 2. El siguiente ladrón (pecado) es el dormir demasiado.

Ladrón 3. Otro ladrón que nos lleva a perder el tiempo es dedicarle más tiempo del necesario al adorno de nuestro cuerpo.

Ladrón 4.  Nos hace perder el tiempo también, el el preocuparnos innecesariamente por embellecer, amueblar nuestra casa y lo relacionado con los quehaceres domésticos.

Ladrón 5. Otro pecado que nos lleva a perder el tiempo es estar de fiesta en fiesta, de reunión en reunión, en glotonerías y en la bebida.

Ladrón 6. Un ladrón de nuestro tiempo es el pecado de hablar vanamente, lo que no conviene.

Ladrón 7. Otro ladrón que viene y puede robar tu tiempo es la vanidad y la compañía de pecadores.

Ladrón 8. Otra cosa notoria que nos hace perder el tiempo es todo aquello innecesario y que se sale de orden, como los deportes y el ejercicio, que se enmascaran detrás del título de “recreaciones”.

Ladrón 9. Otro gran ladrón de tiempo es tener demasiadas preocupaciones mundanas y ocuparnos en gran manera.

Ladrón 10. Otro ladrón son los pensamientos vanos, insubordinados y pecaminosos.

Ladrón 11. Otro ladrón muy peligroso es el leer libros que nos nos dejan nada, romances y novelas. Así como el estudio de cosas que no aprovechan y que solo hacemos para alimentar nuestro ego y vanagloria.

Ladrón 12. Pero el mayor de estos ladrones que roba a los hombres su tiempo es un corazón no santificado, un corazón impío. ésto si es una gran pérdida de tiempo porque estos hombres nunca buscan hacer nada para la gloria de Dios.

“Si pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios” 1 Cor 10:31

**********************************

Más artículos de Richard Baxter aquí y aquí.