Mamá

Es un misterio y sé que no lo podré comprender.
Un tiempo de amores, tu aliento, un bebé.
Tus manos en mi vientre formaron sus cuerpos,
Mientras yo caminaba y comía y vivía,
Ellos crecían en mí.
Y tu los veías.
 ¿Cómo agradecerte el milagro?
Su vocecita llamándome,
Sus suaves manitas acariciándome.
Hoy las manos de hombres sobre mis hombros
Abrazos tiernos y fuertes,
Un beso y su voz llámandome,
“Mamá”

Una niña con moños,
Vestidos y sueños,
Una jovencita con perfume
y palabras dulces, 
las dos mirándome.
las dos llamándome:
“Mamá”

Hoy me despiertan con un beso,
una tarjeta, mi Amado guiándolos,
los amo,
y con voz de dormida
y en pijama todavía, les digo,
que el regalo se los debería dar yo a ellos.

¿Cómo agradecerles tanto?
Tantos momentos,
Tantas sonrisas,
Tantos cariños,
La primera sonrisa fue para mi,
Los primeros pasos los vi yo.

Señor, es un misterio,
Hija de Eva es mi nombre,
Mamá de hombres y mujeres
con un alma eterna.
¿Cómo es posible?
 Gracias, 
Gracias, Señor.