El Hacer de un Hogar

Cuando viene y me pide sacar las barras de plastilina para jugar, justo después de haber trabajado con barro, y luego quiere sacar las acuarelas y después pregunta ¿qué más? y yo quiero leer el libro que está esperándome, y el otro que tengo que leer para comentar con mis hijos mayores. Y cuando mi hija mayor me llama por detrás y el mayor de la tribu, quiere platicarme algo al mismo tiempo que el otro tiene unos increíbles dibujos que enseñarme, es que me doy cuenta que el hacer un hogar está en en el negarme a mi misma y decirle sí al tiradero, sí a un proyecto, sí a organizar una nueva exposición porque ella lo anhela, es decir sí a los demás y no a mi comodidad.

“Sí” ¿por qué me cuesta tanto trabajo y generalmente digo no?

¿Cómo puedes ser verdaderamente una Mamá sin negarte a ti misma?

¿Cómo puedes construir un hogar sin morir al egoismo?

Samborn’s está lleno de revistas que hablan de como hacer un mejor hogar, revistas llenas de “tips” para educar a los hijos y digo, ¿cómo? ¿Cómo puedes aspirar a construir un hogar sin Dios, sin su Palabra?

Realmente el ser una mujer que construye, y edica su hogar con la manos  y el corazón es imposible sin Dios. Porque nuestra misma naturaleza pecaminosa grita y pelea y hace berrinches y reclama “necesito un tiempo para mi, me urge”; cuando la Biblia enfaticamente nos enseña que debemos morir a nosotros mismos que  no debemos buscar lo nuestro sino el servir a los demás.

Asi empiezo hoy, con el sí en la boca, un beso más y más plastilina.

Por favor lee la nota aclaratoria de esta entrada aquí.

2 Replies to “El Hacer de un Hogar”

  1. Amen! Si! De esto se trata! No es facil pero vale la pena. Has escrito lo que esta en mi corazon, una ensenanza de muchas que Dios me ha dado a traves de educar en casa. A veces pienso que a esto es a lo que las mamas que dicen que no podrian educar en casa estan diciendo que no…a morir a si mismas. Besos

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.