Otra Razón Por La Que Amo Hacer Escuela en Casa

Amo hacer escuela en casa, porque puedo ir a la fuente del parque a probar los barcos que hicimos con unos botes de leche vacios.

Son los momentos tan sencillos como este, o cuando emocionadísima me dice, “Mami, hoy vamos a aprender a multiplicar por diez”, los momentos que quieres atesorar y que al final del día te hacen decir:

Sí, vale la pena, estamos haciendo lo mejor, lo más increíble.

Por nada cambiaría esta vida, este caminar, es verdaderamente apasionante.

Y todo, al final del día es gracia.