Gracia Exorbitante

Gracia Exorbitante es el libro que estoy leyendo (Outrageous Mercy, de William P. Farley) en este tiempo en el que, como familia,  estamos deteniéndonos para meditar sobre la cruz, la expiación, la redención.

“La cruz, es la clave sobre uno de nuestros enemigos, el mundo…”

Juan nos dice,

“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él”

¿Y qué es el mundo? ¿Qué significa ser mundano?

Farley da una definición que me mueve hasta lo más profundo…

“Las personas mundanas son aquéllas que han hecho suyos los valores del mundo caído alrededor de ellos…
La independencia de Dios es el elemento central en en el hombre mundano”

Que el Señor nos ayude a vencer al mundo, a ese deseo de vivir una vida independiente, una vida sin Él. Que podamos vivir con los ojos puestos en Jesús, que no se nos olvide en nuestro ir y venir que en todo debemos buscar gloríarnos en Él. Que no se me olvide buscar su voluntad en todo para que en todo Él sea glorificado.