Nuestro Diario

Pensando en incluir a nuestros hijos en la rutina de escribir en un diario (“journal”…como me gusta mas llamarlo:...”un relato de tu viaje…”), hemos empezado un diario familiar.  (Diferente al Diario de Gratitud que empezamos en septiembre y en el cual niestra lista ya rebasó los primeros 1000 dones inmerecidos de parte de Dios!)

Compramos un cuaderno de hojas blancas y gruesas, (puede ser uno de hojas marquilla que venden en las papelerías) y sacamos revistas y comenzamos a recortar y decorar las hojas, nada difícil solamente ponerle un “marco” a nuestra vida, como leí por ahí.

El cuaderno está abierto en la mesa del antecomedor con plumones a un lado y abierto en la página del día…la invitación que escribí al principio es esta:

“Ven, escribe, dibuja; veamos como nuestras vidas se entretejen, una familia, una obra maestra enmarcada por el Autor de la Vida”

¿Qué escribimos?

El día a día..lo que hace nuestra vida entera: versículos, una oración al Señor, momentos, recetas, menús, recuerdos, notas… lo que parece más sencillo, no importa, el chiste es escribir. Dejar tu huella.

También estoy escribiendo notas y citas de algunos de los libros que estoy leyendo y que quiero que se queden ahí. Es una manera muy fácil de regresar a “leer” lo que más impresionó a mi corazón.

Lo estamos disfrutando mucho.

Ojalá les sirvan algunas ideas…